photo of white knight chess on chessboard for game

¿Estás realmente cómodo en tu posición?

Somos comodones… El ser humano es una especie de rutinas, de hábitos …

Es mucho más sencillo hacer las cosas de la manera que siempre las hacemos.  Las hacemos en automático y de esta forma la energía y el desempeño que se utiliza para hacer las cosas es menor, a veces mínimo. A nuestro cerebro eso le gusta, es fácil ya lo tiene controlado y no le gusta cambiar, para que esforzarse si así ya lo sabe hacer…

Comenzamos a tener una pauta de comportamiento ya sea en las tareas, a nivel relacional con otras personas, con nosotros mismos…. Cuando adquirimos un comportamiento en primer lugar siempre es funcional y práctico, por ello se consolida y se vuelve un hábito o rutina. Lo que ocurre es que en ocasiones lo que en un momento era útil, cómodo y adaptativo poco a poco deja de serlo, o deja de parecérnoslo, puede ser por cambio de situación, de perspectiva, lo que en un principio era aceptable pasa a ser insuficiente….

Es entonces cuando comienza el malestar, la incomodidad, la sensación de insatisfacción… En muchos casos esto nos ocurre, pero es algo como sutil que no le damos nombre o casi ni somos conscientes pero que empieza a incomodar… Pero seguimos en nuestro comportamiento porque es como hacemos las cosas, como hemos aprendido o como nos ha funcionado hasta ahora.  Poco a poco se hace más presente la molestia, ante la situación y o incluso puede llegar a ser generarnos estrés o sufrimiento.

Pero normalmente seguimos sin querer asimilar que nos sentimos incómodos. Lo que antes nos servía ahora ya no, o al menos no de igual manera. Parece que tenemos que llegar a un punto grande de disconformidad o a una situación que realmente no aceptamos para ser capaces de abrir los ojos a lo que está pasando, lo que no nos gusta y no nos hace bien para decir.

¡Hasta aquí! Se ha llenado el vaso. ¡Esto no lo aguanto! ¡Y esto no lo quiero para mí!

Es entonces cuando decidimos cambiar, definitivamente este hábito ya no nos sirve, suele ser entonces cuando cambiamos nuestro comportamiento, actitud o forma de actuar.

Lo ideal sería ser realmente conscientes y responsables con nosotros mismos y no tener que llegar a este grado de malestar tan alto.

¿Cómo de lleno está tu vaso? ¿Estás realmente cómodo con tu posición, situación o con tu comportamiento?

Elena Rivas
Coach y Sex Coach de Emocionarte Coaching. Certificada por la Asociación Española de Terapia Sexual y Sex Coaching. — en Mítica Vivencial – EmocionArte Coaching. Bienestar Emocional y Autoestima

www.emocionartecoach.com
#inteligenciaemocional #eligetuspensamientos #tupuedes

Categories